Colin Kaepernick NFL en Español

Paradojas y contradicciones: las segundas oportunidades en la NFL (Por Carlos Copérnico)

Por Carlos Copérnico (Gráficosports.com)

Es ya conocido por todos, que desde hace mucho tiempo, la NFL tiene un historial extenso respecto a los escándalos de jugadores involucrados en asesinatos, suicidios y robos, personajes como O.J. Simpson, Aaron Hernández, Jovan Belcher y otros. Algunos jugadores logran conseguir una oportunidad para regresar y a otros simplemente el tiempo se las negó. Estos son los jugadores que han recibido una segunda oportunidad y los que han esperado a que llegue.

Colin Kaepernick, ex QB San Francisco 49ers. Derek Chauvin, ex policía Minneapolis Police Department

Michael Vick y las peleas de perros. En 2007 fue condenado a 2 años de cárcel por organizar en su casa peleas de perros. A pesar de que a los Halcones de Atlanta ya no les interesaba, Vick pudo ser transferido y regresó a la NFL jugando para las Águilas de Philadelphia en 2009.

Adrian Peterson 

El famoso corredor de los Pieles Rojas de Washington fue acusado en 2014 por maltratar a su hijo, fue vetado de por vida de la NFL, pero después fue revocada la sanción al llegar a un acuerdo con la Fiscalía del estado de Texas.

Ray Rice

Corredor de los Cuervos de Baltimore que fue acusado por su prometida por haberla golpeado en un elevador en 2014. Rice fue liberado, dado de baja por el equipo y la liga lo suspendió indefinidamente. Rice apeló la suspensión alegando que fue suspendido dos veces por el mismo delito, lo cual es una violación de las reglas de la liga. En noviembre de 2014 ganó la apelación para ser reinstalado en la NFL, sin embargo la reinstalación nunca sucedió y en 2018 Ray Rice anunció su retiro.

Antonio Brown

Uno de los casos más polémicos el año pasado fue el de Antonio Brown, considerado un jugador conflictivo con mucho talento. Fue acusado por acoso sexual y conducta inapropiada. La primera acusación corresponde a Brittany Taylor, una ex entrenadora de Brown, quien presentó una demanda civil por tres episodios de acoso sexual. Días después se produjo una segunda acusación a Brown y fue cortado por los Patriotas de New England, equipo en el que sólo jugó un partido. Hoy se habla de un posible regreso a la liga y los rumores son fuertes; aunque primero deberá de afrontar una suspensión por parte del Comisionado.

El último de los casos es el de Quinton Dunbar y DeAndre Baker por cargos de agresión y robo a mano armada. Según versiones oficiales ambos se encontraban en una casa en Miramar, Florida, en donde llevaban a cabo un juego amistoso de cartas. Uno de los testigos señaló que una discusión se desató cuando jugaban y Baker apuntó con el arma a los otros sujetos presentes.

CB Quinton Dunbar, Seattle Seahawks y CB DeAndre Baker, NY Giants.

El Departamento de Policía apuntó que tres hombres salieron del predio en diferentes vehículos, llevándose relojes caros y más de $7,000 dólares en efectivo.

Y la pregunta del millón de dólares es: ¿Por qué a jugadores como Colin Kaepernick la liga no les da una segunda oportunidad para jugar?

Colin Kaepernick y Eric Reid encabezaron una protesta en 2016 por la brutalidad policiaca y la injusticia racial en su país durante la ceremonia de honores a la bandera; recordemos que en ese año hubo una serie de marchas en protesta del uso excesivo de la fuerzas por parte de cuerpos policiales en Estados Unidos.

Es importante hacer hincapié en que ellos no generaron violencia, no fueron irrespetuosos y tampoco se involucraron en escándalos como los antes mencionados. No se puede dudar del compromiso y patriotismo de estos atletas, puesto que buscan contribuir a tener una mejor sociedad, equitativa e igualitaria en el tema de los derechos humanos.

Si bien unos años después afloraron demandas por parte de los jugadores y polémicas incendiarias provenientes desde la Casa Blanca y otros lados, hoy en plena pandemia tenemos de nuevo la prepotencia policial en las calles, la lamentable muerte de George Floyd y la iracunda respuesta de la población ante este suceso en Minneapolis.

Así, sin una explicación lógica, por un lado tenemos a dos jugadores de primer nivel sin recibir una oportunidad para volver a jugar debido a que defendían sus derechos constitucionales. Y por otro lado tenemos a otros tres a los que posiblemente les sea otorgada esa segunda oportunidad no obstante que se hayan visto envueltos en conflictos deplorables con la ley.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: