Big Ten en Español

Iowa y Kirk Ferentz ven a los jugadores negros hablar sobre las desigualdades raciales del programa

Por Adam Rittenberg y Michele Steele (ESPN.com)

 Más de una década después, Amari Spievey todavía está preocupado por lo que vio ese día.  El ex esquinero All-Big Ten de Iowa sabe que podría haber sido él.

Los Hawkeyes de Iowa (Jeffrey Becker-USA TODAY Sports)

Era primavera de 2009. Derrell Johnson-Koulianos de Iowa había llegado tarde a una reunión, y Chris Doyle, el entrenador de fuerza y ​​acondicionamiento del equipo desde hace mucho tiempo, decidió que el receptor abierto recibiría un castigo público.  En la práctica, Doyle ordenó a Johnson-Koulianos que trotara por el campo con un bote grande de basura amarillo cubriendo su cabeza. Los jugadores, entrenadores y reclutas que asistieron a la práctica con sus padres vieron cómo Johnson-Koulianos daba vueltas.

 “Me sentí muy humillado por él”, dijo Spievey a ESPN.  “Me sentí humillado cuando estaba corriendo … aún me molesta”.

 LeBron Daniel, un ala defensiva de Iowa en ese momento, observó cómo se desarrollaba la escena con sus compañeros de equipo.

 “Todos simplemente miramos y sacudimos nuestras cabezas”, dijo Daniel, una de las ocho personas en la práctica que confirmó el incidente a ESPN.  “Durante los descansos de agua, los muchachos hablaban sobre ‘Hey, ¿qué demonios es eso?’ Una cosa humillante “.

Chris Doyle, ex entrenador de fuerza y ​​acondicionamiento de Iowa en una practica en 2004 (Gazette)

 Alguien incluso tomó una foto, que Doyle luego mostraría en su oficina, dijeron las fuentes a ESPN.

 “Cuando los muchachos entraban allí, veían esta foto”, dijo Johnson-Koulianos.  “La tiene allá arriba como si estuviera orgulloso, como un trofeo”.

 Spievey, una selección de tercera ronda en el draft de la NFL 2010, dice que cree que el incidente reflejó algo más profundo sobre el programa bajo el entrenador Kirk Ferentz.

 “Le garantizo que si fuera blanco Johnson-Koulianos], [Doyle] nunca hubiera hecho eso”, dijo Spievey. “También hubo jugadores blancos que se metieron en problemas. Nunca tuvieron que hacer lo que DJK tuvo que hacer. Me gustaría hablar. Lamento eso”.

#25 Wadley Jeffrey, RB de Iowa 2014-2017 (JeffreyBecker/USA TODAY)

 “No teníamos voz ahí“.

 En medio de la oleada de atletas que han estado hablando en contra de la brutalidad policial y la injusticia social desde la muerte de George Floyd mientras estaba bajo custodia policial el 25 de mayo, más de 60 ex jugadores de Iowa han hablado públicamente sobre una cultura de fútbol americano que dicen degradó su identidad racial.  La campaña dirigida por jugadores, que se distingue por su tamaño, organización y uso efectivo de las redes sociales, ha puesto a Iowa en el centro de atención nacional. Las acusaciones comenzaron el 5 de junio, cuando el ex liniero ofensivo de Iowa James Daniels, ahora con los Chicago Bears, tuiteó: “Hay demasiadas disparidades raciales en el programa de fútbol americano de Iowa. Los jugadores negros han sido tratados injustamente durante demasiado tiempo”.

 Los comentarios de los jugadores incluyeron acusaciones específicas de maltrato por parte de Doyle, el entrenador de fuerza mejor pagado del país, que llegó a un acuerdo de separación con Iowa el 14 de junio. Doyle, quien dirigió el programa de fuerza y ​​acondicionamiento de fútbol americano de Iowa durante los 21 años de Ferentz, recibió más  de $ 1.1 millones (15 meses de salario) a su salida. En el momento de su partida, Doyle emitió un comunicado que decía: “Estoy seguro de que mi récord y mi carácter serán confirmados en el curso de la revisión independiente”.


LB Dillon Doyle, hijo de Chris Doyle anuncio su salida de Iowa en 2019 (Katie Goodale)

 Iowa contrató al bufete de abogados Husch Blackwell para llevar a cabo una investigación externa del programa, cuyos resultados se espera sean publicados pronto.  La semana pasada, Hawkeye Nation, un sitio web dedicado a los deportes de Iowa, publicó un informe interno de 2019 que describía varias acusaciones de discriminación racial dentro del departamento contra atletas negros.

Durante el mes pasado, ESPN habló con 14 ex jugadores de Iowa y tres ex empleados del departamento de atletismo, la mayoría de los cuales describieron una cultura en la que los jugadores negros se sentían aislados y tenían un nivel diferente al de sus compañeros de equipo blancos.  Cuando ESPN contactó a la universidad para comentar sobre las acusaciones de esas personas, la escuela declinó hacer comentarios hasta que se complete la información de Husch Blackwell, diciendo en un comunicado a ESPN: “El entrenador Ferentz espera el informe del grupo de revisión independiente y lo hará estar disponible para comentarios una vez que la revisión se haga pública “. Doyle declinó hacer comentarios para esta historia a través de su abogado.

 “Ha habido un problema sistemático allí. Ya sea que lo hayan sabido, o si cuán profundas son estas acusaciones, hay verdades para todos ellos”, dijo el ex receptor abierto Marvin McNutt.  “Los jugadores negros sienten que [los entrenadores y el personal] no siempre nos respaldaron, y realmente no entendieron nuestra cultura o no les gustó”.

 “Me alegra ver que algunas de estas cosas podrían tener una voz en el momento que la necesitan”.

 Con la partida de Doyle, el enfoque cambia a Ferentz, el entrenador con más antigüedad en la FBS, y si el programa ha puesto a los jugadores negros en una posición para tener éxito.

 Según datos del Race and Equity Center de la Universidad del Sur de California, Iowa ocupó el puesto 60 entre las 65 escuelas Power 5, la última en la Big Ten, en tasas de graduación para atletas negros en todos los deportes entre 2014 y 2018. Solo el 40%  de los atletas negros de Iowa se graduaron, en comparación con el 77% de todos los atletas, un diferencial que también ocupó el último lugar en la conferencia. Hawkeye Nation también informó que Iowa inscribió a 31 jugadores de fútbol americano negros con becas entre 2013 y 2015, pero solo ocho se graduaron de la universidad.

 Los jugadores que hablaron con ESPN dijeron que Ferentz ha escuchado las acusaciones sobre el trato de Iowa a los jugadores negros durante muchos años.  McNutt dice que, al principio de su carrera, él y otros miembros del grupo de liderazgo de Iowa se reunieron con el entrenador sobre las discrepancias en la disciplina entre los jugadores blancos y negros.

 “Vimos que muchos de nuestros compañeros de equipo negros se encontraban en una situación en la que eran únicos”, dijo McNutt, quien jugó en Iowa de 2007 a 2011. “Hablábamos con el entrenador Ferentz y le decíamos: ‘Necesitamos  idear un mejor sistema para manejar estos incidentes ‘. “Sentimos que los negros se iban o tenían que trasladarse, y los blancos pueden quedarse y encontrar servicio comunitario o algo así”.

 Pero más de una década después de la reunión, los ex jugadores de Iowa dicen que esos problemas persistieron y que los atletas negros operaron bajo un doble estándar.  (Iowa negó la solicitud de ESPN de hablar con los jugadores en el roster actual).

 “Muchos ex jugadores de Iowa dicen que tuvieron experiencias diferentes, pero puedo decir que la mayoría de los atletas negros fueron tratados de manera diferente a sus compañeros de equipo blancos”, dijo el ex esquinero de Iowa Michael Ojemudia, quien fue seleccionado por los Broncos de Denver en abril.  “No me malinterpreten, la Universidad de Iowa me brindó la mejor oportunidad para llegar a la NFL. Simplemente, durante todo el viaje, deben preguntarse: ¿cuánto de mi identidad estoy dispuesto a sacrificar?”

James Daniels, liniero ofensivo de los Chicago Bears

“Querían que fuéramos chavos blancos de Iowa”

 La sala All-American en el Hansen Football Performance Center de Iowa es un área de usos múltiples donde el equipo se reúne para comidas y otros eventos.

 “Siempre hay una mesa negra, una mesa blanca. En la mesa negra, de eso hablamos todos los días”, dijo James Daniels en junio a “Washed Up Walkons”, un podcast presentado por tres ex jugadores de Iowa.  “La raíz principal del problema es que los jugadores negros no sentían que podían ser ellos mismos en las instalaciones. Sentían que los jugadores negros tenían que conformarse con ser el jugador de fútbol americano blanco y duro de Iowa”.

 “Cuando los negros van a las instalaciones, deberían sentirse seguros ahí”.

 Pero los jugadores negros que han hablado a menudo no veían las instalaciones como un lugar seguro.  En junio, el corredor junior Ivory Kelly-Martin describió un ambiente que equivale a caminar sobre cáscaras de huevo, llamando a las instalaciones de fútbol americano de Iowa “una atmósfera en la que no podía ser yo mismo o donde tenías que observar y cuidar tu espalda”.  El ex safety Geno Stone, reclutado por los Baltimore Ravens en la séptima ronda del draft de la NFL de abril, tuiteó: “Al entrar a las instalaciones todos los días, sentí que todos teníamos que ponernos una máscara y ser alguien que no éramos”.

Geno Stone durante la práctica de Iowa en San Diego previa al Holiday Bowl (Katina Zentz)

 Los jugadores negros dijeron que el éxito dentro del programa dependía de la asimilación al estilo Iowa, una referencia al lema “inteligente, duro y físico” del programa.

 “La cultura de Iowa es, y la vimos en la pared todos los días, inteligente, dura, física, disciplinada, de brazos fuertes, meter las manos a las piedras y trabajar, llegar temprano y mucho más”, dijo Tyler Kluver,  un ex centro largo de Iowa que es blanco y presenta el podcast “Washed Up Walkons”. “Esos son los pilares de la cultura de Iowa”.

 Pero The Iowa Way, como lo describen muchos jugadores negros, también significaba ajustarse a una cultura de fútbol americano blanca y suprimir la propia, ya sea su peinado o cómo hablaban o vestían.

 “He hablado con muchachos y ellos hablaron sobre cómo le hicieron para ajustarse a lo que el entrenador Ferentz quería o lo que esperaban que fueran los jugadores blancos”, dijo el ex liniero ofensivo Dace Richardson.  “Teníamos muchos muchachos en nuestro equipo que tenían personalidades y no se les permitía ser ellos mismos. Nunca tuve problemas con eso porque simplemente me conformaba con lo que el equipo quería”.

 Spievey dijo que Ferentz quería que los jugadores fueran “robots”, programados para que los entrenadores se sintieran cómodos.

 “No podíamos usar aretes, no podíamos usar sombreros, teníamos que vestirnos de cierta manera”, dijo Spievey.  “Querían que fuéramos chavos blancos de Iowa. [Ellos] querían que encajáramos en ese molde. No podíamos ser nosotros. Teníamos que ser como ellos”.

 La falta general de diversidad de Iowa probablemente contribuyó a esos desafíos.  Ferentz, cuatro veces entrenador del año de los Diez Grandes con dos títulos de liga y 17 apariciones en tazones, nunca ha tenido un coordinador ofensivo o defensivo negro en su mandato de 21 años y en 11 de esas temporadas solo tuvo dos asistentes negros.  El treinta por ciento del roster actual de Iowa es negra, en una universidad donde los estudiantes negros representan el 3.3% del cuerpo estudiantil. (La población negra de Iowa es 4.1% para todo el estado).

“Es un choque cultural”, dijo Spievey.  “Solo hay unas pocas personas negras allí. Cuando Doyle hace comentarios sobre nuestra cultura y nuestra gente, es incómodo. Nos sentimos incómodos”.

 Hawkeye Nation también informó que de los 33 jugadores que Iowa llevó a los días de prensa de la Big Ten de 2009 a 2019, sólo 10 eran negros, la menor cantidad entre las universidades en la conferencia.  Hubo dos años en que Iowa solo llevó jugadores blancos, mientras que en todas las demás escuelas de la Big Ten siempre había al menos un jugador negro.

 “Era casi como si estuvieran tratando de retratar al hombre blanco perfecto que representaba el fútbol americano de Iowa”, dijo el ex esquinero Jordan Lomax en el podcast “Washed Up Walkons”.  “Los muchachos decían: ‘Si quiero ir a los días de prensa de la Big Ten… al menos tengo que vestirme diferente o actuar diferente o ser diferente, porque estoy tratando de llegar a ese nivel’.  Lo vemos. Pensamos: “¿Por qué uno de nosotros no puede ir? ¿Por qué no podemos ir más?”

 “Es solo un tema constante. Y eso mata a los muchachos psicológicamente”.

 McNutt recordó cómo cuando los reclutas negros visitaron Iowa City, se reunirían con un panel de jugadores negros y les harían preguntas, como dónde se cortarían el pelo o dónde pasarían el rato en un campus mayormente blanco.  Lomax dijo que cualquier problema que los jugadores negros tuvieran con el programa solo se compartía con sus compañeros cercanos, después de llegar al campus.

 “Solo le dije a [los reclutas]: ‘Mira, es una cultura diferente, un ambiente diferente aquí'”, explicó Lomax en el mismo podcast.  “Pero, por supuesto, no voy a entrar en muchos detalles porque no quiero que [la gente diga], ‘Lo de aquí vaya a desanimar a los reclutas para venir a Iowa’.  Es esa dinámica extraña aquí, ¿puedes ser realmente vulnerable? ¿Puedes decir la verdad? Es difícil. Les digo a los reclutas: “Tengo a mis chavos, me encanta estar aquí con ellos. Ahora, tenemos que ¿lidiar con otras cosas cuando entramos al complejo de fútbol americano? Sí, pero no cambiaría mi decisión en absoluto “.

 Varios ex jugadores negros que hablaron con ESPN también dijeron que a menudo enfrentaban una disciplina más severa que sus compañeros de equipo blancos y menos oportunidades antes de ser castigados.  Según el informe interno de 2019 sobre la raza en el programa deportivo de Iowa, varios atletas entrevistados dijeron que “los castigos no son iguales en función de la raza”.

 Un jugador actual de Iowa, el esquinero senior Matt Hankins, tuiteó el mes pasado que después de escupir en el césped “por costumbre” en 2019, Doyle lo echó de la práctica.  “Al día siguiente, un jugador blanco escupió en el mismo césped frente a Doyle, pero no se hizo nada”, tuiteó Hankins. Los ex jugadores Terrence Harris y D.J. Johnson alegaron que los jugadores negros en Iowa fueron sometidos a pruebas de drogas al azar con mayor frecuencia que sus compañeros de equipo blancos.

 Poco después de informar a Iowa en junio de 2019, la policía detuvo al receptor abierto Javon Foy por exceso de velocidad y por tener demasiadas personas en su automóvil.  Foy dijo que pasó una prueba de alcoholímetro y no recibió una citación, pero los entrenadores de Iowa fueron alertados. Fue suspendido para el campamento de pretemporada, y luego su fecha de regreso se retrasó repetidamente.  Foy dejó el programa a principios de este año.

“Unas semanas después, varios de mis compañeros blancos quedaron atrapados en los dormitorios bebiendo, y recibieron multas”, dijo Foy.  “Descubrí que acababan de gatear [un castigo común en el campo]. [Los entrenadores] me detuvieron, me dijeron que podía volver en otoño, pero luego sintieron que era un peligro para el programa …  “Hubo varios jugadores con problemas mucho peores que yo en ese momento, y acabo de regresar y estaban bien”.

 Durante el año académico 2008-09, James Ferentz, el hijo del entrenador en jefe y un liniero ofensivo de Hawkeyes, cometieron dos delitos relacionados con el alcohol.  El primero, en octubre de 2008 por posesión de alcohol como menores de edad, resultó en una suspensión de una temporada y servicio comunitario. En abril de 2009, Ferentz y dos compañeros de equipo blancos fueron arrestados por emborracharse en público y fueron suspendidos de las prácticas de primavera.  Todos fueron reinstalados en junio de 2009, y Ferentz se convertiría en un titular de varios años.

 Algunos ex jugadores de Iowa no creían que la disciplina dependiera de la raza.  Micah Hyde, un profundo ahora con los Buffalo Bills, dijo que las fallas de comunicación entre jugadores y entrenadores eran un factor más importante.  Kluver vio que la mayoría de los problemas para los jugadores de Iowa surgían temprano en sus carreras, y no presenció personalmente una disparidad en la disciplina para los jugadores negros.

 “Simplemente no les dimos [tiempo suficiente], blanco o negro, cuando ingresaron al programa, para aclimatarse al clima dentro de las instalaciones”, dijo Kluver.

El ex WR de Iowa Derrell Johnson-Koulianos de Iowa y el coach Kirk Ferentz durante la temporada 2010. (Gazzette)

 Pocos jugadores de Iowa durante el mandato de Kirk Ferentz se enfrentaron con entrenadores más que Johnson-Koulianos, un receptor con muchos récords.  Dijo que el incidente del bote de basura se encontraba entre las pocas indignidades que experimentó, incluido Doyle que con frecuencia despreciaba su procedencia de “cuchara de plata” dentro de una familia adinerada (Aunque el padre adoptivo de Johnson-Koulianos es un médico blanco, nació de una madre adolescente y luchó durante la mayor parte de su infancia en Youngstown, Ohio).

 “La mención constante de … que nunca trabajé para nada, cuando de hecho, viví en la pobreza la primera mitad de mi vida, ¿cómo no lo sabías? ¿Por qué lo usas en mi contra y me castigas por eso?”  Johnson-Koulianos le dijo a ESPN. “Era tanta ansiedad ir a practicar a las instalaciones todos los días, con el escrutinio y el constante fastidio y menosprecio. A veces era abrumador”.

 Iowa despidió a Johnson-Koulianos en diciembre de 2010 después de ser arrestado por cinco cargos de posesión de drogas;  cuatro cargos serían retirados más tarde y un delito menor de marihuana fue eliminado de su registro. No se le permitió participar en el día de exploración profesional de Iowa en 2011. Johnson-Koulianos en 2013 criticó a Ferentz y al programa en una serie de tuits, lo que llevó a Iowa a emitir un comunicado diciendo que Johnson-Koulianos “tomó algunas decisiones desafortunadas” durante su carrera en la universidad.  

 Las acusaciones de Johnson-Koulianos están recibiendo una atención renovada en medio de la reciente protesta generalizada por el cambio.  ESPN ha verificado que otros ex jugadores de los Hawkeyes, incluido al menos un jugador actual de la NFL, alentaron a Johnson-Koulianos a compartir nuevamente su historia después de que otros jugadores comenzaron a hablar.  Pero los problemas entre Johnson-Koulianos y el programa continuaron mucho después de su tiempo en Iowa City.

 El otoño pasado, Broderick Binns, liniero defensivo de los Hawkeyes de 2007 a 2011 y luego director de desarrollo de jugadores de Iowa, le envió un mensaje a Johnson-Koulianos en Instagram sobre la reunión de 10 años de su equipo en el Orange Bowl 2009.  (El equipo de Iowa 2009 fue honrado durante el juego en casa del 12 de octubre contra Penn State).

 Johnson-Koulianos respondió diciendo que no había sido invitado y agregó: “No quiero causar ningún drama”.

 “¿No has estado recibiendo los correos electrónicos?”  Binns respondió en Instagram, según los mensajes revisados ​​por ESPN.  “¡Abierto a cualquier jugador del 2009! Hiciste de nuestro equipo lo que era … atrapaste muchos touchdowns y batiste récords. Han pasado 9-10 años … Lo entiendo, pero estás invitado como cualquier otra persona y eres  bienvenido a venir y celebrar un año maravilloso! “

Johnson-Koulianos reservó un vuelo.  La semana anterior al partido, Ben Hansen, director asistente de operaciones de fútbol americano de Iowa, preguntó cuántos boletos necesitaba Johnson-Koulianos, según un correo electrónico obtenido por ESPN.  Pero dos días antes del juego, Johnson-Koulianos dijo que recibió una llamada de Hansen y Binns diciendo que Ferentz había revisado la lista de asistentes y les había ordenado que informaran a Johnson-Koulianos que no era bienvenido.

 “Hablé con un par de personas sobre eso”, dijo Richardson, el ex liniero ofensivo, sobre la ausencia de Johnson-Koulianos.  “Eso fue un poco desalentador. Era parte del equipo ’09, como todos los demás. Es desagradable que tenga algo de sangre mala con el programa de Iowa. Pero no podemos simplemente borrar a alguien de los libros de registro …  Todos merecen otra oportunidad. Después de 10 años, sentí que era hora de perdonar y tratar de seguir adelante “.

 Un portavoz de Iowa cuestionó las cuentas de Johnson-Koulianos, pero se negó a proporcionar detalles más específicos.  Iowa también rechazó la solicitud de ESPN de entrevistar a Binns para esta historia.

 Johnson-Koulianos, ahora entrenador asistente en la División II de la Universidad Bloomsburg, dijo que no planeaba hablar nuevamente sobre su tiempo en Iowa hasta que otros lo contactaron en junio.

 “Extendieron la mano y dijeron: ‘Tienes que hacerlo, tú de todas las personas tuvo la peor experiencia'”, dijo Johnson-Koulianos.  “Al haberme quitado 10 años y escuchar a otros tipos con encuentros y experiencias similares, me hizo reevaluar toda la experiencia. Y ahora veo que había un problema con la forma en que [Ferentz] trataba a los muchachos negros. Y no  entiendo por qué, porque esos chavos negros eran los mismos chavos negros que ganaron muchos juegos para ti. ¿Por qué no quieres abrazarlos y dejar que expresen quiénes son? “

 Johnson-Koulianos dijo que Husch Blackwell, contratado por Iowa para realizar la revisión externa, no lo contactó para documentar sus experiencias.

 Los desafíos que enfrenta Iowa se ven agravados por las dificultades de la escuela para encontrar un administrador que supervise los esfuerzos para mejorar el clima racial en el campus.  Desde 2017, Iowa ha tenido cuatro vicepresidentes asociados de diversidad, equidad e inclusión. El puesto sigue vacante.

 Jane Meyer, quien se desempeñó como administradora de atletismo número 2 de Iowa entre 2001 y 2014, dice que cree que los problemas raciales con el programa de fútbol americano de Iowa son parte de un patrón más amplio dentro del departamento de atletismo.  Meyer ganó una demanda por discriminación contra la escuela en 2017.

 “Nunca sabré cómo se sienten [los jugadores negros], solo puedo relacionarme porque es parte de la mayor falta de aceptación dentro de ese departamento”, dijo Meyer a ESPN.  “Si eres diferente o si hablas, no eres aceptado”.

 ‘Si Kirk Ferentz es el CEO, Chris Doyle es el COO’

 En diciembre de 2016, Kirk Ferentz dijo que Chris Doyle era “el entrenador más importante de nuestro programa, incluyéndome a mí”.  Y nadie había promovido The Iowa Way en los últimos 20 años más que Ferentz y Doyle.

 “Si Kirk Ferentz es el CEO, Chris Doyle es el COO”, dijo el ex safety e Iowa Diauntae Morrow.  “No tenemos mucho control, y sabemos que entrará … Esta es la única oportunidad que tenemos de hacer algo de nosotros mismos, así que no vamos a estropear eso molestando a la persona equivocada”.  

 El éxito de Doyle y el acceso durante todo el año a los jugadores lo hicieron especialmente influyente.  Midió y rastreó el desarrollo de los jugadores, repartió el castigo y tuvo en cuenta a Ferentz sobre quién podría ayudar el día del juego.

 Doyle también tuvo el apoyo inquebrantable de Ferentz.  En enero de 2011, Doyle fue objeto de escrutinio cuando 13 jugadores fueron hospitalizados debido a rabdomiólisis, un colapso del tejido muscular que puede causar daño renal, después de un entrenamiento extenuante.  Doyle no sólo permaneció después de una revisión del entrenamiento, sino que en abril de 2011, Ferentz lo nombró el primer candidato al premio “Entrenador asistente del año” de Iowa.

 Algunos jugadores creían que la autoridad de Doyle nunca podría ser cuestionada.

 “Nadie lo revisó”, dijo el ex LB Terrance Pryor.  “Ni los jugadores, ni los entrenadores, ni su personal”.

 Pero muchos de los ex alumnos de la NFL de Iowa le dan crédito a Doyle por su desarrollo, y algunos jugadores que hablaron en junio no descartaron su talento en entrevistas con ESPN.  En total, Iowa tuvo 75 jugadores reclutados durante los primeros 20 años de Ferentz como entrenador en jefe.

 “Para los atletas, y particularmente los atletas negros, cuando venimos a las escuelas de la División I, estamos pensando: ‘Este es nuestro boleto, esta es la forma en que lo vamos a lograr'”, dijo Pryor.  “Tendemos a enfocarnos en eso, y cuando tratamos con muchas de las desigualdades raciales que pueden surgir, simplemente decimos: ‘Hombre, baja la cabeza y sigue adelante'”.

 Mientras rehabilitaba una lesión en la práctica, Pryor dijo que Doyle preguntó en broma si el fútbol americano no era el deporte adecuado para él.  Doyle sugirió remar como alternativa, antes de decir que a los negros no les gusta el agua y los botes.


“Lo dijo como una broma, pero era una broma que no debería haberse dicho”, dijo Pryor.  “No sé si el tipo se despertó diciendo: ‘Sabes, voy a hacer que un jugador negro se sienta mal hoy'”.  … Podría haber sido un comportamiento subconsciente “.

 Después de recibir una licencia administrativa pagada el 6 de junio, Doyle en un comunicado negó que “alguna vez haya cruzado la línea de comportamiento poco ético basado en la raza”.  Pero varios ex jugadores relataron los comentarios que Doyle les hizo directamente. Otros, como el ala defensiva de los Cleveland Browns, Adrian Clayborn, dos veces capitán de Iowa, tuitearon que escuchó a Doyle hacer “comentarios raciales cuestionables” a los jugadores.

 Doyle no fue el único miembro del personal acusado de comportamiento inapropiado.

 El ex corredor de Iowa Akrum Wadley alegó que el coordinador ofensivo Brian Ferentz, el hijo de Kirk, le preguntó si planeaba robar una licorería o una estación de servicio cada vez que veía a Wadley con un gorro de lana emitido por el equipo.  LeBron Daniel dijo que cada vez que regresaba a Iowa con un nuevo tatuaje, escuchaba bromas sobre lo difícil que sería para él encontrar un trabajo.

 Kirk Ferentz enfatizó una política de puertas abiertas, pero algunos jugadores aún dudaban en acercarse a él.  “Casi ves al entrenador Ferentz como una estrella de cine”, dijo McNutt.

 Sin embargo, durante la temporada 2017, James Daniels y otros jugadores negros se reunieron con Ferentz, donde en su mayoría plantearon problemas generales sobre la igualdad, como las restricciones de ropa o el tipo de música que se toca en el gimnasio.  Daniels dijo al podcast “Washed Up Walkons” que los jugadores no comentaron incidentes raciales específicos como los citados en las redes sociales en junio, pero dijeron que los jugadores negros generalmente se sentían maltratados. Desde junio, Ferentz ha dicho repetidamente que creía que el equipo tenía una cultura saludable.

 Kluver dijo que los jugadores eran reacios a plantear problemas sobre Doyle.

 “Sabían que Doyle y Kirk eran los mejores amigos, número 1 y número 2 durante años y años”, dijo Kluver.  “Por eso [los jugadores negros] nunca le plantearon los problemas específicos y realmente difíciles a Kirk”.

 Que viene después

 La continuidad define a Iowa, que ha tenido solo dos entrenadores en jefe desde 1979. El entrenador de fuerza del programa de 21 años se fue, pero los ex jugadores quieren cambios más allá de la partida de Doyle.

 Después de las publicaciones en las redes sociales de los jugadores, Iowa se movió rápidamente para formar un comité de ex jugadores para asesorar al programa sobre la carrera, dirigido por el ex liniero ofensivo de los Hawkeyes David Porter.  El director atlético Gary Barta ascendió a Binns, el ex liniero defensivo de los Hawkeys, a director ejecutivo de diversidad, equidad e inclusión para el departamento de atletismo. Ferentz levantó la prohibición de los jugadores que usan Twitter desde hace mucho tiempo, diciendo que era “estúpido”.  La semana después del tuit de Daniels, Iowa celebró varias reuniones emocionales del equipo, que Ferentz y los jugadores describieron como importantes y beneficiosas.


“Debemos ser más inclusivos y conscientes”, dijo Ferentz el 12 de junio. “Pensé que teníamos una cultura de equipo buena y saludable.  … La pregunta más importante para mí es: ¿Por qué el punto ciego? Y creo que cada persona tiene un punto ciego. Estoy seguro de que cada líder tiene un punto ciego “.

 Si Doyle se convirtió en el punto ciego de Ferentz es una pregunta central.  Los jugadores dijeron que Ferentz permaneció en gran parte fuera de la sala de pesas de Doyle, pero sabían cuán cerca estaban los dos en guiar el programa.  LeBron Daniel, quien desde principios de junio ha participado en varias llamadas de Zoom con ex jugadores de Iowa, dijo que “un buen número de muchachos siente que Doyle era el responsable de la caída”.

 “El entrenador Doyle es el entrenador más veterano con el entrenador Ferentz, entonces, ¿qué dice eso?”  Dijo Morrow. “Has estado trabajando con el tipo durante tantos años, ¿quieres decirme que no sabes qué tipo de persona es? No estoy pidiendo el trabajo de nadie, pero no eres inocente, Kirk”.

 Morrow fue transferido a Toledo luego de un altercado con Doyle en enero de 2009.

 La tasa de deserción de los jugadores negros en el programa siguió siendo un problema.

 “Después de que James [Daniels] se fue al draft en su tercer año, yo era el único tipo negro de la clase de 2015 que todavía estaba en Iowa”, dijo Ojemudia.  “Básicamente, todos los amigos con los que comencé se habían ido principalmente por las razones por las que los muchachos están hablando en este momento”.

 En 2018, Barta formó la UI Athletics Diversity Task Force, en respuesta a las bajas tasas de graduación entre los atletas masculinos negros.  Al año siguiente, el grupo lanzó su primer informe en todos los deportes, encontrando “temas específicos” que impactan a los atletas negros, incluyendo problemas “percibidos” con la comunicación entre entrenadores y jugadores y discrepancias en las acciones disciplinarias para los jugadores negros.  Si bien el personal de Iowa sabía que el departamento tenía un problema para retener a los jugadores negros, el informe también dijo que “los entrenadores informaron estar ‘sorprendidos’ al escuchar tasas de graduación tan bajas”.

 El informe destacó los problemas de confianza entre los jugadores y el personal, que según el personal del departamento parecía estar empeorando.  “Es más probable que cuestionemos, culpemos o asumamos la culpa, particularmente por parte de los estudiantes atletas afroamericanos”, dijo un miembro del personal de atletismo al equipo de trabajo.

 Ferentz dijo que leyó el informe “Diversity Task Force” “muchas veces”, se reunió con un grupo de jugadores negros en agosto pasado y relajó algunas reglas sobre la apariencia en las instalaciones.  Tenía la intención de reunirse con los jugadores nuevamente en diciembre, pero no lo hizo, explicando que “lo pasó por alto … Sentí que teníamos una cultura bastante saludable en diciembre pasado”.

 La lealtad a Ferentz entre muchos jugadores persiste, y la mayoría de los que hablaron con ESPN dijeron que no quieren verlo perder su trabajo.

 “El entrenador Ferentz es la mejor persona para que suceda porque sabes que se tomará el tiempo para escuchar a sus jugadores, presentes o ex jugadores”, dijo Hyde.  “Creo que muchos de los muchachos que hablan, creo que no se trata de eliminar al entrenador Ferentz de su trabajo, creo que se trata más de crear conciencia”.

 Algunos ex jugadores piensan que el grupo asesor dirigido por Porter también podría desempeñar un papel importante, y Ferentz dice que los comentarios iniciales han sido útiles.  El tumulto desde junio no ha afectado el reclutamiento, ya que Iowa ocupa el puesto 20 en el ranking nacional de ESPN con 17 jugadores comprometidos, incluidos dos prospectos de ESPN 300.

 Ferentz dijo el mes pasado que aceptaba la culpa de cualquier problema en el programa y de cualquier jugador que tuviera malas experiencias en Iowa.  Barta, quien se desempeñó como director atlético de Iowa desde 2006, dijo el 15 de junio que sigue confiando en que Ferentz puede hacer ajustes y continuar como entrenador en jefe.  Sin las estructuras de rendición de cuentas adecuadas, Meyer, el ex administrador, no está tan seguro.

 “Me alegra que los atletas estén hablando”, dijo.  “Pero la única forma de ver un cambio real es cambiar el liderazgo, porque la administración actual y el entrenador de fútbol no pueden tener tantos ‘puntos ciegos'”.  Está claro que no lo han hecho, no lo harán y no pueden cambiar “.

  Foy no es fanático de Ferentz, pero dijo que los jugadores actuales le han dicho que el ambiente dentro del edificio de fútbol de Iowa está mejorando.

 “No te están despojando de tu individualismo”, dijo Foy.  “Definitivamente hay una oportunidad ahora porque el entrenador Ferentz definitivamente está en alerta, tratando de ser lo más cuidadoso posible … Está haciendo todo lo posible para hacer estos cambios, porque la nación lo está observando”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: