#DaBears Bears en Español CHICAGO BEARS

CRÓNICAS DE MEDIANOCHE DE LOS BEARS: Los Cuervos en la Ciudad del Nunca Jamás (Por Omar Ureña)

 CHICAGO, IL. Lucía como un día perfecto para jugar futbol americano, sin embargo las aves nocturnas descendieron con sus alas rotas sobre el Soldier Field. Lamar Jackson seguía herido y con ello los feroces fans de los Bears creían que la misión de atrapar a la parvada de cuervos sería inminente.

Tyler Huntley (2) fue el QB abridor de los Ravens que reemplazó a Lamar Jackson (RICARDO RAMIREZ/GRÁFICO SPORTS)

Como en una personificación de Edgar Allan Poe, el cuervo apareció y susurró que una derrota frente a un oso jamás sucedería. 

¡Jamás! 

Con 3 minutos por jugar en el primer cuarto los Bears muestran formación Shotgun y Justin Fields lanza pase corto a Cole Kmet para 12 yardas. El brillo de las alas cerradas era fantasía porque de ahí en adelante no atraparían muchos pases. Ni Jesse James, ni Jimmy Graham. El ataque de los Bears estaba siendo detenido.

En 3a y 5 el QB de los Ravens, Tyler Huntley, es perseguido por Robert Quinn quien le arrebata la bola que con vida de un ave, vuela y se escapaba de la acechante mano enemiga del gigantesco #94 y sale del terreno de juego. Hay una necesidad imperante de la defensiva de Chicago de crear jugadas sin Khalil Mack que está fuera por toda la temporada. 

Roquan Smith (58) fue el líder de la defensa de los Bears con 12 tacleadas (RICARDO RAMIREZ/GRÁFICO SPORTS)

Esta bravura de los Bears acechando cuervos disipa a los defensivos saliendo de la oscuridad en un día esplendoroso con el cielo azul y los árboles rojos de un bosque de otoño con criaturas extrañas. En 3a y 6 en medio campo Tyler Huntley es capturado por Kindle Vildor (22) y Mario Edwards Jr. (97) al inicio del 2o cuarto.

La oscuridad del alma descendía sobre Chicago. Justin Fields es capturado en la 40 de Baltimore por T. Bowser quien le arrebata la bola y que es recuperada  por C. Campbell. La parvada de cuervos iban al ataque desde su 34. Su necesidad de supervivencia los ponían en la ranura de la puerta por donde entraron.

¿Perder? ¡Nunca jamás!

Los Ravens son los primeros en poner puntos al marcador con gol de campo de 35 yardas de Justin Tucker. 3-0 a favor de Baltimore con 2:11 en el 2o cuarto. 

La ofensiva de los Bears arribaba a ese bosque donde perdió el amor de Leonora y se dolía viendo a Justin Fields tratando de escaparse en la tierra del país del Nunca Jamás, y se complica ya que la línea ofensiva carece de agresividad y poder, y es picoteada vorazmente por los cuervos. Justin Fields corre despiadado , sin querer ser presa pero sin contar con una protección, se lanza el nuevo ídolo de Chicago que chilla y grita desesperado al ave negra: 

“¡Apártate de mí!”

El QB #1 de los Bears Justin Fields se prepara para lanzar la bola ante una defensiva poderosa de los Ravens (RICARDO RAMIREZ/GRÁFICO SPORTS)

Y el cuervo de Allan Poe responde:

“¡Jamás!” 

Es total imprecisión de Fields, la falta de bloqueo y la falta de confianza. Los linieros Sam Mustipher (67), Larry Borom (75) y Jason Peters (71) no pueden contra estas aves del demonio. Por si fuera poco Darnell Mooney suelta la bola, no puede atrapar el pase. Es la frustración inmensa de algunos fans que se atreven a abuchear. Justin Fields sale del encuentro lastimado de las costillas y ha tomado los controles Andy Dalton quien con su bigote de general lanza pase lateral a Mooney para escaparse 60 yardas y anotar touchdown. Los Bears  toman la ventaja 7-6 en el  tercer cuarto.

Es ridícula la situación en el staff de Chicago, el coach Nagy parece estar perdiendo el control de su equipo y sus decisiones, la gente abuchea cuando decidieron patear en 4a y 1, luego se arrepiente y decide jugársela en una formación wildcat. Los Bears  son detenidos en la tierra del Nunca Jamás.

La defensiva de Chicago se muestra como fiera enjaulada y se lleva a cabo una gran intercepción de Tashaun Gipson (38) cuando los Ravens se encontraban ya en zona de goal. Era el minuto 9 del 4o cuarto. Los Ravens retoman la ventaja con gol de campo de 46 yardas de Justin Tucker para poner el marcador 9-7 , faltando casi 4 minutos en el reloj. La fascinación por lo absurdo estaba por llegar. 

El Soldier Field estallaba de felicidad con la emocionante atrapada para touchdown de Goodwin (84) (RICARDO RAMIREZ/GRÁFICO SPORTS)

La Defensa De Chicago se encuentra cubriendo sus carriles con agresividad y entereza, viene una captura del #99 Trevis Gipson y luega otra por Quinn. Eso prende a la ofensiva de los Bears y a su QB Andy Dalton quien lanza pase de 49 yardas a Goodwin para el TD que parecía darle la victoria a los despampanantes Osos.

Los Cuervos dijeron: 

“¡Jamás!” 

La defensa de Chicago no puede detener a Huntley en una serie de agonía en la que faltando 33 segundos para que concluya el juego, muestra formación Shotgun y lanza un pase profundo de 29 yardas a la derecha al veloz Sammy Watkins quien se queda corto de ingresar a las diagonales. La serie concluye con una jugada de Freeman en la que corre 3 yardas para el touchdown del triunfo de Ravens.

El QB de los Ravens, Tyler Huntley, peleando hasta el final (RICARDO RAMIREZ/GRÁFICO SPORTS)

El cuervo advirtió que no perderían:

¡Nunca jamás!

Los Ravens lo hicieron, llegaron a picotear a los Bears en la tierra del Coach Matt Nagy, la Ciudad del Nunca Jamás.

CHICAGO BEARS 13 BALTIMORE RAVENS 16

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: